Si eres un usuario experimentado de Microsoft Office 2007, a estas alturas no tendrás problema alguno con su nuevo diseño de los programas. Pero los que se decidan a probar por primera vez la última versión de Office, quizás se encuentren con algunos problemas a la hora de manejar sus archivos. Tras tanta remodelación, los chicos de Microsoft se han empecinado en esconder al máximo la funcionalidad más básica de abrir archivos, guardarlos y guardarlos en otro formato o con otro nombre. Lo mismo ocurre a la hora de crear nuevos documentos, imprimir o cerrar un archivo sin salir del programa.

Hasta ahora, con las anteriores versiones de Office sólo teníamos que pulsar sobre el menú “Archivo” para llegar a todas las funcionalidades que hemos mencionado. Ahora todo esto ha cambiado. Y para abrir cualquier documento hay que pulsar sobre el icono redondo de Office, situado en la parte superior del programa que tengamos abierto. Aunque parezca una obviedad, los primeros pasos con Office pueden ser algo confusos, hasta que no se aprenden todos los cambios (que no son precisamente pocos).

Para recuperar los últimos archivos modificados, tenemos que seguir la misma operación. El programa guarda un listado más extenso de los últimos documentos abiertos. Y basta con pulsar el famoso icono de Office para ver la lista de los archivos más recientes en un segundo. Lo mismo ocurre con las otras funciones habituales de imprimir, cerrar un archivo o crear un nuevo documento.

Fuente: tuexperto.com


Deje un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.